Miércoles, Agosto 16, 2017
Pin It

La asertividad puede definirse como una conducta o comportamiento comunicacional maduro en el cual la persona expresa de manera consciente, congruente, clara, directa y equilibrada sus sentimientos, pensamientos, creencias, opiniones y convicciones y defiende sus derechos sin agredir ni someterse a la voluntad de otras personas.

Un profesional asertivo actúa desde un estado interior de autoconfianza, sin dejarse llevar por la emocionalidad limitante típica de la ansiedad, la culpa o la rabia, lo que le permite alejarse de la agresividad y la pasividad. No manipula ni se deja manipular, maneja mejor sus emociones en la consulta y minimiza las consecuencias del desgaste profesional.

No es más asertivo quien más sabe, sino quien maneja mejor la incertidumbre, quien sabe generar confianza, quien dice la palabra adecuada o realiza determinado acto que le hace pensar al paciente: “estoy en buenas manos, el profesional sabe lo que se hace, y además procura lo mejor para mí”. Tampoco es más asertivo el médico que emite siempre un diagnóstico, sino aquel que en los casos que esto no es posible lo reconoce: el paciente acepta mejor nuestra imprecisión diagnóstica que la indecisión y la ignorancia de lo que se debe hacer.

RECONOCIENDO LA DIFERENCIA ENTRE LOS ESTILOS DE COMUNICACIÓN: PASIVO, AGRESIVO Y ASERTIVO

En las tablas del 1 al 3 se presentan las características verbales y no verbales, el estilo de pensamiento (creencias), las emociones / sentimientos asociados y las consecuencias de cada una de los estilos de comunicación. Tanto las características verbales del mensaje como las del lenguaje no verbal tienen un papel muy destacado en la comunicación asertiva y deben ponerse en práctica en el trabajo diario para conseguir una correcta relación terapéutica.

Tabla 1. Estilo comunicacional pasivo
Características verbales
  • Frases largas y farragosas (andarse por las ramas)
  • Disculpas inmapropiadas con voz baja e insegura: "Siento mucho molstarle"
  • Frases como: "si no es demasiada molestia"; "es solo mi opinion"; "podría estar equivocado"
  • Con frecuencia palabras o sonidos del tipo "quizá"; "bueno..."; ejem..."; "hum..."
  • Justificaciones frecuentes
  • Desvalorizaciones: "Bueno, la verdad es que no tiene importancia..."
Lenguaje no verbal
  • Habla poco fluida: carraspeos, pausas no funcionales, bloqueos, tartamudeos, vacilaciones
  • Voz apagada y monótona
  • Huida del contacto ocular: desvía la mirada o mira hacia abajo
  • Postura desgarbada, incómoda o retraída; retorcerse las manos; taparse la boca con la mano
  • Temblor de labios/barbilla; morderse los labios
Estilo de pensamiento (creencias)
  • "Necesito ser querido y apreciado por todo el mundo"
  • "Debo evitar molestar o enfadar a los demás
  • "Mis sentimientos, necesidades y pensamientos son menos importantes que los de los demás"
  • "Me siento incomprendido, manipulado o no tenido en cuenta"
  • "Si hago o digo eso la gente pensará mal de mí o no les gustaré"
  • "Si le digo que no, puedo molestarle y además seré responsable de su enfado"

Emociones / Sentimientos

Consecuencias

  • Impotencia, culpabilidad, ansiedad, frustación
  • Deshonestidad emocional (puede sentir hostilidad pero no lo manifiesta o no lo reconoce)
  • En situaciones de gran ansiedad / estrés puede mostrar agresividad explosiva (pasivo-agresivo)
  • Poca confianza en sí mismo; baja autoestima

 

 

Tabla 2. Estilo comunicacional agresivo
Características verbales
  • Énfasis en contenidos culpabilizadores, sarcasticos, fríos o condescendientes
  • Amenazas: "Más le vale tener cuidado con" o "Si no hace lo que le digo..."
  • Ridiculizaciones: "usted debe estar de guasa" o "no sea estúpido"
  • Contenido jactancioso: "Yo, desde luego, nunca he tenido problemas como los suyos"
  • Expresa opinones como si fueran hechos: "En su situación nadie seguiría bebiendo"
Lenguaje no verbal
  • Tono de voz firme y estridente
  • Habla fluida con pocas vacilaciones, a menudo abrupta, cortante y rápida
  • Invade el espacio personal del otro
  • Mirada retadora y ceño fruncido; sonrisa irónica
  • Mandíbula tensa, dientes apretados
  • Gestos como apuntar con el dedo o cruzarse de brazos
  • Se mueve de un lado a otro con impaciencia e interrumpe frecuentemente
Estilo de pensamiento (creencias)
  • "Aquí y ahora solo importo yo: lo que tú pienses o sientas no me interesa"
  • "El mundo es un campo de batalla y yo estoy aqui para ganar"
  • "Si no me comporto así soy demasiado vulnerable"
  • "Hay gente que se comporta mal y que merece ser castigada"
  • "Es horrible que las cosas no salgan como a mí me gustaría"

Emociones / Sentimientos

Consecuencias

  • Enfado
  • Dificultad para relajarse, ansiedad creciente
  • Sensación de culpa, venganza, incompresión, frustación o falta de control
  • Poca confianza en sí mismo, sensación de inferioridad que compensa menospreciando al otro
  • Baja autoestima

 

 

  

Tabla 3. Estilo comunicacional asertivo
Características verbales
  • Sinceridad y claridad
  • Frases breves, centradas en el asunto y usando el "Yo" ("Me gusta, "quiero", "no quiero")
  • Frases de cooperación: "¿Qué piensa usted de esto?"
  • Frases empáticas que muestran interés "Entiendo como debió sentirse"
  • Distinción entre hechos y opiniones: "Mi experiencia es diferente"
  • Sugerencias sin "deberías" o "tendrías que": "¿Qué le parece?"; "¿le gustaría?"
  • Críticas constructivas sin culpabilizar: "Me siento irritado cuando me interrumpe"
  • Búsqueda de la opinion del otro: "¿Cómo encaja esto con sus ideas?"
  • Disposición para explorar las soluciones del otro: "¿Cómo podríamos resolver este problema?"
Lenguaje no verbal
  • Tono de voz cordial y firme
  • Habla fluida y segura; ritmo uniforme y estable
  • Actitud de escucha receptiva
  • Utilización adecuada de las pausas y los silencios, sin dar idea de duda o vacilación
  • Contacto ocular directo, mirada franca a los ojos
  • Postura abierta, cómoda y relajada; movimientos de manos abiertos y acogedores
  • Mandibula relajada
  • Calma ante situaciones inesperadas
Estilo de pensamiento (creencias)
  • "No le permitiré que me avasalle ni le atacaré por ser quien es"
  • "Soy honesto y me comporto como tal"
  • "Puedo expresar tanto sentimientos positivos como negativos"
  • "Puedo discrepar abiertamente"
  • "Puedo defenderme sin agredir"
  • "Puedo pedir aclaraciones"
  • "Sé decir no"
  • "Sé aceptar errores propios y ajenos"

Emociones / Sentimientos

Consecuencias

  • Sensación de control emocional
  • Respeto por uno mismo y por los demás
  • Satisfacción en las relaciones: es más fácil obtener lo que se quiere; es evita el resentimiento y al no sentir necesidad de autoprotegerse resulta más sencillo ver, escuchar y amar a los demás
  • Confianza en uno mismo; buena autoestima

  

  

PRINCIPALES CAUSAS DE LA FALTA DE ASERTIVIDAD

Durante la entrevista clínica hay ocasiones en las que los profesionales de salud pueden verse enfrentados a situaciones incómodas, inesperadas, desconcertantes, irritantes, en definitiva “difíciles”, en las que pueden aparecer conductas comunicacionales no asertivas que se acompañan de enfado; ansiedad; conductas defensivas, justificativas o agresivas; sensación de culpa, vergüenza, incomprensión, frustración o falta de control; escasa confianza en uno mismo, etc. En la tabla 4 se enumeran algunas de esas situaciones:

Tabla 4. Situaciones en las que suele aparecer falta de asertividad
El paciente nos critica por un error diagnóstico o terapeútico o por mala organización
El paciente se queja por tener que esperar mucho
El paciente se queja de que no estemos en la consulta y sí el residente o el sustituto
Peticiones de bajas injustificadas, recetas de privados, derivaciones a especialistas
Reconcer errores profesionales
Aceptar responsabilidades en la mala evolucion de un paciente
Pedir favores, aceptar sugerencias, aceptar halagos

 

 

 

¿CÓMO MEJORAR LA ASERTIVIDAD?

Se trata de identificar y reflexionar sobre las situaciones en las que nuestra conducta suele ser pasiva o agresiva: examinar los aspectos verbales y no verbales de las mismas, prestar atención a las emociones y sentimientos que aparecen y buscar el pensamiento o creencia subyacentes. Puede resultar útil llevar un diario sobre este tipo de asuntos. También puede ser muy eficaz utilizar grabaciones en vídeo de encuentros con pacientes reales o simulados (actores) o escenificaciones (rol-playing), revisándolas con compañeros o con un tutor experto que nos ayude a darnos cuenta y a reflexionar sobre los aspectos que no nos resultan evidentes de entrada.

Identificar las conductas no asertivas

Se trata de formular con claridad el problema, haciéndonos preguntas del tipo:

  • ¿Con quién y cuándo aparece la conducta poco asertiva?
  • ¿Qué pienso exactamente al enfrentarme a una situación que temo?¿Qué hago exactamente en las situaciones temidas?
  • Y en las situaciones en las que me comporto asertivamente: ¿tengo la misma conducta?,¿cuáles son las diferencias?
  • ¿Cómo me siento en las situaciones que me cuesta afrontar?¿De qué modo esas emociones o sentimientos me influyen a la hora de actuar?

Un método muy apropiado son los autorregistros, de los que en la tabla 5 se muestran dos ejemplos.

 

Tabla 5. Ejemplos de autorregistro
SITUACION CONDUCTA PENSAMIENTO EMOCIÓN / SENTIMIENTO CONSECUENCIAS
Un paciente me critica por haberle diagnosticado un catarro común que resultó ser una neumonía Me bloqueé; empecé a hablar sin mirarle a la cara, tartamudeando y tapándome la boca; me justifiqué y me enrollé explicando las dificultades diagnósticas

"Es vergonzoso e impropio cometer errores"

"A partir de ahora este paciente nunca volverá a confiar en mí"

Ansiedad; vergüenza; culpa; frustación Estuve bastante rato dándole vueltas y reprochándome ser tan torpe. A lo largo de la consulta y luego en casa me acordaba y me sentía mal
Un paciente me pide un descanzo médico injustificado Le dije que "no" de forma cortante; le miré con desafio; le apunté con el dedo. Utilicé una frase sarcástica: "Usted debe pensar que estamos aquí para ayudar a la gente a que falten al trabajo"

"Hay personas que siempre se quieren aprovechar"

"Este tipo de conducta es intolerable"

Ansiedad; enfado; falta de control; culpa La situación se complicó; la visita se alargó y durante toda la consulta y luego en casa me sentí enfadado y frustado. Los demás pacientes y mi familia lo pagaron

 

En una próxima publicación continuaremos con el tema para ver como aprender a pensar y comportarse más asertivamente, y que errores debemos evitar.

 


BIBLIOGRAFIA

Formación Médica Continuada. Vol. 23 Núm.06, paginas 252 - 257

Pin It

Cynthia Quiroz

Soy Médico Familiar y me encanta poder ayudar a los demás en todo lo que esté a mi alcance. Con esta especialidad siento que puedo llegar más a mis pacientes y lograr aliviar o mejorar sus molestias. Quedé tan encantada que decidí crear esta web con la finalidad de ayudar a conocer esta hermosa especialidad.

Si te gustó lo que acabas de leer, por favor compártelo!! Ayúdanos a que nos conozcan. Muchas gracias


Escribir un comentario

Tus comentarios son apreciados para mejorar el contenido de nuestra web, por favor no olvides dejar tus opiniones sobre esta publicación. Gracias.


Código de seguridad
Refrescar

Eventos Próximos

  • 16 Ago -
  • 28 Sep -
  • 10 Oct -
  • 24 Oct -

MedicosFamiliares.com es una web creada por residentes de la especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria, cuya finalidad es ayudar a dar a conocer esta hermosa especialidad entre los demas médicos y futuros médicos y personas interesadas en ella. El contenido que publicamos es fruto de las revisiones de distintas bibliografias, por lo que intentamos de esta manera ser de interés y utilidad para nuestros lectores.

La Medicina Familiar, es una especialidad muy antigüa y a la vez poco conocida actualmente. Antigüamente a los médicos de familia se les identificaba como médicos de cabecera, el que se hacía cargo de toda la familia, conocia sus hogares, a sus amigos, a sus vecinos, las enfermedades que padecían y problemas que afrontaban. Actualmente desde que se inicio la especializacion de la medicina humana, este enfoque de médico de cabecera se fue perdiendo. La Medicina Familiar busca retomar este abordaje del paciente, teniendo mayor acercamiento a él para brindarle una atención continua en el tiempo y no solo a él, sino a los que le rodean, tanto su familia como su comunidad.

Los Médicos Familiares buscamos atender a nuestros pacientes con amor, respeto, lealtad, comprensión, empatía. Bríndandoles la mejor orientación a sus problemas y orientándoles a encontrar la solución a ellos, tanto en los problemas médicos (relacionados a enfermedades) como en los no médicos. Buscamos ser el amigo del paciente, para que nos identifique como "su médico", es por esto que los médicos de familia somos los especialistas en las personas, los especialistas en ti.

En nuestra página estamos abiertos a recibir los aportes de nuestros lectores, si te encuentras interesado en publicar algún resúmen o apunte, puedes realizarlo, tan sólo contáctanos para indicarte como realizarlo, te estaremos muy agradecidos.