El Rol en la Familia: Roles Familiares

En el estudio de las familias, conocer cuál es la estructura familiar es uno de los pasos iniciales. Conocer el rol que cumplen cada uno de los integrantes de la familia será importante para tener una mejor visión del funcionamiento familiar.

La familia está organizada según el orden jerárquico en que se disponen sus miembros, donde cada posición le confiere obligaciones y prerrogativas delimitadas por reglas concretas las cuales contribuyen a vincular el funcionamiento de la familia con los fines del grupo familiar.

En la familia sus miembros pueden ubicarse en el puesto de padre, madre, hijo, hermano, abuelo. Cuando se asigna una posición, al mismo tiempo se están delimitando responsabilidades y privilegios, a la vez que se establece un nivel relativo en las dinámicas de poder y liderazgo.

Estas posiciones en que se ubican los miembros pueden asignarse en base a factores sobre los cuales las personas no tienen ningún control, como su edad, sexo, raza, parentesco, orden de nacimiento, clase social. En este caso hablamos de "posiciones adscritas". Otras, por el contrario, se otorgan considerando cualidades personales como, por ejemplo, ser padre o madre; o se alcanzan mediante el desarrollo de algunas capacidades y por el reconocimiento grupal, por ejemplo, jefe de familia. Estas se conocen como "posiciones adquiridas".

El ROL se refiere a las expectativas y normas que un grupo social (en este caso la familia) tiene con respecto a la conducta de la persona que ocupa una posición particular, incluye actitudes, valores y comportamientos adscritos por la sociedad a todo individuo que se ubique en ese lugar específico de la estructura familiar.

Toda posición trae consigo una serie de funciones que definen el papel a cumplir dentro de la familia, así tenemos que cada posición tiene un rol asociado, el cual está circunscrito por un conjunto de normas que se aplican a quien ocupe un lugar particular de la estructura familiar. De este modo se definen el comportamiento entre los individuos en cada posición (padres e hijos), indicándoles lo que está permitido o no. Aunque los roles presentan diferencias dentro de cada familia, todas tienen expectativas, tácitas o expresas, respecto al papel que deben asumir sus miembros.

 

Podemos encontrar 3 modos diferentes de Roles:

 

Rol Prescrito:

  • Es la conducta que se espera de quien ocupa una determinada posición, de allí que está supeditado a las ideas que tienen los demás respecto al rol. 

Rol Percibido:

  • Es el conjunto de conductas que el ocupante de una posición cree que debe llevar a la práctica. Esta percepción que tiene cada integrante de la familia con respecto al rol que debe cumplir se basa, por ejemplo, a modelos observados por el individuo en sus familias de origen digamos, por ejemplo, si un individuo viene de una familia de origen donde tuvo un padre poco afectuoso, no es de extrañar que en la nueva familia que forme tenga un comportamiento igual o similar.

Rol Desempeñado:

  • Es la forma en que una persona ejecuta definitivamente un rol específico, en decir, las conductas que lleva a cabo realmente.

Entonces como hemos visto, podemos definir los roles como las reglas que definen el comportamiento de los integrantes de la familia.

 

Los roles tienen las siguientes características:

  • Cada rol dentro de un grupo es único porque siempre se asocia a una posición particular, diferente a la de todos los demás.
  • Los roles de un grupo tienen en común el hecho de que son percibidos en términos de una serie de normativas que hacen posible la comunicación. Implican expectativas y reglas respecto a la conducta de quien ocupe una determinada posición.
  • La forma distintiva de cada rol se define en función de los roles de otras personas relacionadas, lo cual significa que están interconectados y son interdependientes. Así, una madre no puede desempeñar su rol como no sea en relación con un hijo, a su vez, el rol de hijo depende de cómo se realice el rol del padre y de la madre.
  • Cada individuo desempeña múltiples roles, tanto dentro de la familia como fuera de ésta. Por ello, cada papel suele estar definido con referencia a otros roles vinculados entre sí que, aunque diferentes, tienen una importancia relativamente similar. Por ejemplo, rol padre-esposa-hijo-profesional, etc.
  • Dentro de cada familia los roles manifiestan características propias, pero tienden a ser específicos e intransferibles, y mantienen una jerarquía entre ellos.
  • Los roles familiares exhiben gran variabilidad y su contenido sólo tiene validez dentro de un contexto sociocultural específico y periodo de tiempo determinado.

El funcionamiento familiar se ve favorecido cuando los roles son comunicados explícitamente y la normativa de conductas queda bien definida, de manera que se reduzcan las incertidumbres y ambigüedades. la apropiada diferenciación de cada papel concede al individuo un marco de referencia dentro del sistema familiar, permitiéndole conocer qué se espera de él, así como predecir la conducta de los demás y elaborar en consecuencia una respuesta apropiada; al mismo tiempo, le otorga un sentido de identidad y una comprensión adecuada de sus derechos y deberes.

El buen funcionamiento de los roles en la familia:

  • Facilita el funcionamiento familiar, otorgando a cada miembro un punto de unión con los demás integrantes del sistema, un sentido de identidad personal y una clara delimitación de sus privilegios y obligaciones.
  • Tienen consistencia interna, es decir, actuados y aceptados de común acuerdo. Cada miembro se ve a sí mismo como lo ven los demás y hay acuerdo sobre lo que se espera de cada uno.
  • Exhiben un carácter complementario, que permite la satisfacción de necesidades recíprocas mediante la adopción y ejercicio de papeles relacionados. Esta característica implica la existencia de cierta familiaridad y afinidad interroles, en relación con elementos cognoscitivos, metas, asignaciones, valores culturales y exigencias instrumentales.

En las familias disfuncionales, que no tienen un buen funcionamiento de sus roles, encontraremos cierta rigidez funcional y emocional al fijar roles, o bien, consienten el incumplimiento de éstos y los ignoran como si no fueran necesarios. También aparecen roles idiosincrásicos, cuya asignación dificulta el crecimiento y desarrollo personal. Estos últimos, aunque patológicos, cumplen la función de canalizar las tensiones que ocurre en las relaciones familiares, manteniendo de esta forma el equilibrio del sistema y proporcionando una base para la continuidad de la cohesión familiar, aunque con una mayor susceptibilidad a las crisis.

En condiciones ideales, el rol prescrito, el percibido y el desempeñado son equivalentes, sin embargo, en la práctica pueden observarse discrepancias. En la medida que las desviaciones entre estos aspectos del rol sean mayores, aumenta la probabilidad de que aparezcan conflictos y disfunciones dentro de la familia. 

Las diferencias entre el rol prescrito y el desempeñado puede obedecer a varias causas:

  • Incompetencia del individuo para comprender las exigencias del rol. Ejemplo: Sujetos con personalidad inmadura, cuyo ciclo vital individual indica que no han adquirido las capacidades necesarias para entender y asumir determinadas responsabilidades.
  • Incapacidad para desempeñar el rol de manera efectiva o ajustarse a sus requerimientos. Ejemplo: Enfermedad física o mental que obstaculice el cumplimiento de las funciones exigidas; presencia de conflictos de rol que impiden amoldarse a las expectaciones.
  • Dificultad para adaptarse al rol, asociada a poca flexibilidad para aceptar cambios. Ejemplo: Personas que confrontan problemas para modelar nuevas conductas en momentos transicionales, como el paso de la condición de hijo a la de padre, de adolescente a adulto.
  • Dificultad para adaptarse al rol, asociada a poca flexibilidad para aceptar cambios. Ejemplo: Individuos que desempeñan un papel porque es necesario o conveniente, sin incolucrarse emocionalmente y sin percibirlo como prioritario en su vida personal
  • Incompatibilidad entre la propia noción del rol y la concepción que tienen los demás. Ejemplo: Aquellos casos en que las expectaciones tradicionales respecto al desempeño de un rol rivalizan con la necesidad personal de superarse o alcanzar un mejor modo de vida, tales como en el rol de la "mujer madre- esposa hogareña" vs "mujer madre- esposa profesional"
  • Deseo manifiesto o inconsciente de no ajustarse a los requerimientos esperados del rol.

Podrás encontrar más información de este tema en: Roles de los Miembros de la Familia.

 

{josociallocker}

Para descargar el PDF de esta publicación, debes dar click en este enlace y la descarga se iniciará automáticamente:

{phocadownload view=file|id=4|target=s}

{/josociallocker}

 

BIBLIOGRAFÍA

- FAMILIOLOGIA. Confederación Iberoamericana de Medicina Familiar. Maria de Lourdes Solórzano y Cesar Brandt Toro.