envejecimiento

Se entiende por envejecimiento del ser humano los cambios morfológicos, bioquímicos, fisiológicos y psicológicos que se producen por su funcionamiento en el tiempo. Es producto de una relación compleja y dinámica entre la persona que envejece y los factores externos ambientales y ecológicos.

El envejecimiento es un proceso biológico caracterizado por una disminución funcional y un aumento de la vulnerabilidad y de la falta de respuesta al estrés, que se desarrollan en forma progresiva, con una susceptibilidad mayor a padecer problemas de salud. El envejecimiento por si mismo no es causa de enfermedad, los síntomas y complicaciones que presentan las personas mayores son producto de las enfermedades y no de los cambios fisiologicos del envejecimiento.

Se estima que el proceso de envejecimiento se inicia a los 30 años, con una pérdida funcional del 1% anual. A partir de esa edad comienza a deteriorarse la respuesta funcional del individuo y, según los procesos mórbidos de cada persona o ejercitación física que haya realizado, se determinará su "capacidad" o "incapacidad" en los últimos años. Se acepte de manera arbitraria que la "tercera edad" comienza luego de los 65 años. Este límite está ahora en discusión debido al aumento de la calidad de vida en las últimas décadas que influye en la "capacidad" de respuesta funcional y produce individuos más aptos frente al medio. En los países desarrollados ya se modificó esta edad arbitraria y se menciona el concepto de "anciano" recién a partir de los 75 años.

El envejecimiento normal produce cambios corporales generales y modificaciones específicas en distintos órganos y sistemas. Estos cambios conducen al deterioro de la capacidad de adaptación del individuo que se pone francamente de manifiesto ante las situaciones de estrés. El conocimiento de estas modificaciones facilita la toma de decisiones del médico a la hora de atender a los pacientes mayores.

Mencionaremos a continuación las caracteristicas más destacas del envejecimiento en el campo biológico, psicológico y social.

 


Cambios Biológicos del envejecimiento

Con el envejecimiento acontecen diversos cambios biológicos, entre los que destacan:

  • Disminución de la capacidad de respuesta del sistema cardiovascular que predispone a situaciones de hipotensión postural y aumenta la sensibilidad a los fármacos antihipertensivos, cardiotónicos y antiarrítmicos.
  • Descenso en la respuesta del centro termoregulador, con aumento de la susceptibilidad al frío.
  • Disminución funcional del sistema renal, con decremento del aclaramiento de creatinina y aumento de la sensibilidad a la toxicidad renal y general de los fármacos.
  • Cambios degenerativos en el sistema osteomuscular, con pérdida de la masa muscular y aumento de la desmineralización ósea, que favorecen la osteoporosis, la artrosis y la mayor sensibilidad a las fracturas tras las caídas.
  • La presbiacusia y la presbicia son producto de los cambios neurosensoriales, y conducen, respectivamente a descensos de la agudeza auditiva, con decremento de la audición de los tonos altos y de la agudeza visual, especialmente la nocturna.
  • Aumento de la sensibilidad del sistema nervioso central, que da lugar a que diversas enfermedades se expresen inicialmente como trastornos afectivos y/o cognitivos.

En la vejez han de diferenciarse dos situaciones: el declive y el deterioro intelectual.

El declive intelectual está causado por el proceso del envejecimiento y en él influyen factores como el proceso de socialización, la educación y el nivel de ejercitación intelectual. No afecta a todas las funciones a la vez. Su principal manifestación es el decremento en la exactitud y rapidez en la ejecución de tareas simultaneas. Con el envejecimiento se produce además un uso deficitario de las técnicas de memorización, lo que puede provocar alteración del recuerdo. No acontece un deterioro de la memoria como tal. La plasticidad de la inteligencia permite que el rendimiento intelectual individual pueda ser modificado por la practica, y que esta llegue a compensar el declive fisiológico que existe. Las personas mayores pueden seguir aprendiendo cuando se optimizan las condiciones para el aprendizaje.

El deterioro es la pérdida de nivel intelectual secundario a una enfermedad, como el que sucede en la demencia. 

Los cambios de los parámetros analíticos son diversos. Los más significativos son el incremento ligero de la creatinina plasmática, la disminución leve de la albúmina y el aumento discreto de la velocidad de sedimentación.

 


Cambios psicológicos del envejecimiento

Desde un punto de vista biopsicosocial, en la forma de envejecer influye más la interrelación del estado físico, intelectual, afectivo y social que la propia edad cronológica. No hay un patrón único de envejecimiento psicológico, pues este depende de los factores socioeconómicos y culturales que envuelven al individuo. Las características psicológicas del envejecimiento cambian de una generación a otra según los condicionantes ambientales, y dentro de cada generación el proceso de envejecer es heterogéneo. Este fenómeno es conocido como "efecto cohorte", uno envejece segun las condiciones en las que se ha desarrollado.

El envejecimiento adecuado debe suceder en las tres áreas vitales: la física, la intelectual y la interpersonal. Dentro del área interpersonal, las relaciones sociales, y especialmente la necesidad de un confidente, mejoran la situación de satisfacción personal. La familia es el mejor recurso de apoyo social en la vejez, y éste influye en la situación de bienestar de las personas mayores.

 


Cambios sociales del envejecimiento

Los principales problemas sociales que acontecen en la vejez son:

  • La pobreza relativa por reducción de los ingresos al estar jubilado
  • Los problemas con el acondicionamiento de la vivienda y su entorno a los deficits funcionales
  • Los cambios en el estado marital y la soledad
  • La actitud de la sociedad hacia los ancianos

La soledad puede estar asociada o no a las situaciones de aislamiento social, y sus factores predisponentes son la emigración, la viudez, la incapacidad, el ser un anciano cuidador y el ser muy viejo.

Las consecuencias de la soledad son la malnutrición, la mayor incidencia de trastornos afectivos y, de forma genérica, una exacerbación del envejecimiento biológico.

La consideración de la sociedad de los paises desarrollados hacia las personas mayores ha cambiado. El "viejismo" es la máxima expresión de las consideraciones negativas de la sociedad sobre el envejecimiento, y condiciona, entre otros aspectos, la negación de recursos sociosanitarios, el desinterés de los profesionales sanitarios por los síntomas de las personas mayores y el deterioro de las relaciones intergeneracionales que provocan situaciones de malos tratos.

 


Bibliografia

  • Medicina Familiar y Práctica Ambulatoria, 2da edicion, RUBINSTEIN.
  • Tratado de Medicina Familiar y Comunitaria, 2da edicion, SEMFYC.