Sábado, Agosto 15, 2020
La Entrevista con el Adolescente: Elementos Clave
Pin It

La entrevista con el adolescente es una oportunidad invaluable para conocerlo y acceder a todos sus contextos. La entrevista constituye la primera y más importante parte de todo acto médico que tenga como objetivo aproximarse a la salud integral del adolescente. Debido a las características evolutivas de este grupo de edad, muy a menudo la entrevista representa la única y última oportunidad que tiene el médico para orientar, corregir, diagnosticar, asesorar, interpretar o ayudar a la persona en este momento de crecimiento y desarrollo, antes que se estructure como ser adulto. El profesional de la salud requiere compromiso, profesionalismo y otras aptitudes individuales que le permitan obtener la información suficiente y pertinente, que represente el mejor recurso de comunicación entre ambas partes. Una entrevista bien planteada permitirá elaborar un diagnóstico y plan de tratamiento específico en cada caso, así como establecer una relación satisfactoria tanto para el médico como para su paciente. Para que el médico haya podido obtener la información clínica pertinente y para que el adolescente haya descubierto a un adulto que sabe escucharle y puede orientarle en lo que a su salud integral se refiere.

Ha sido tema de inacabables discusiones el debate sobre las características físicas que debe reunir una consulta específica para atender adolescentes. Y sabemos que no siempre es fácil conseguir un lugar idóneo. A menudo, estas discusiones esconden un temor, más o menos explícito, a enfrentarse con la realidad del adolescente, con lo que se retrasa el inicio de actividades. Sin embargo, en acertada frase de J. Roswell Gallagher, considerado “padre de la medicina del adolescente”, el hecho de proporcionar al adolescente un lugar específico no es garantía de su cooperación: lo que realmente cuenta es la manera como el médico habla con él y lo trata. De aquí la importancia de adquirir una buena capacidad para la entrevista.

Objetivos de la Entrevista con Adolescentes

  1. Identificar el problema real, ya sea de carácter físico, psicológico o social. Tener presente “la agenda oculta”, el paciente puede acudir por un dolor toráxico y lo que realmente le preocupa es una asimetría de pecho o una ginecomastia. Identificar quién percibió el problema (padres, amigos, compañeros o el propio adolescente) y cuáles son los objetivos del adolescente al asistir a la consulta: opinión, control médico, problema que le preocupa...
  2. Valorar el desarrollo madurativo psicosocial del adolescente. Conocer sus capacidades para afrontar los problemas y su disposición a ello. Identificar si tiene apoyos, situación dinámica familiar, amigos...
  3. Establecer una adecuada relación terapéutica para asegurarnos que el tratamiento se realizará. A veces habrá que implicar a los padres.
  4. Prevenir problemas de salud futuros (educación para la salud).

Tener en cuenta que todos estos puntos se encuentran interrelacionados entre sí.

Para estructurar las bases de esta entrevista, debemos adquirir:

  • Un correcto conocimiento sobre las características del entrevistado (el adolescente),
  • Revisar las cualidades y la disposición del entrevistador (el médico), y
  • Tener muy presentes las características que deben reunir el contenido y la forma de la entrevista para que sea un eficaz acto médico.

El Adolescente

Los jóvenes no son conscientes en muchos casos de que la mayor parte de sus problemas son evitables por lo que lógicamente no dan importancia a la prevención en general y menos a la entrevista clínica. Tampoco conocen debidamente que las enfermedades físicas no son la principal causa de morbilidad y mortalidad. En esta etapa de vida la primera causa de mortalidad son los accidentes y la violencia, ocupando el segundo y tercer lugar, según países, las enfermedades cardio-vasculares y neoplasias.

Preguntas que se hace el adolescente previo a la entrevista:

  1. ¿Entenderá mis problemas? El pensamiento mágico de los adolescentes hace que vean sus cuestiones como algo único e irrepetible, que difícilmente otros podrán entender y por tanto resolver.
  2. ¿Puedo acudir sin cita? En ocasiones sus dudas son para ellos un grave problema que no admite espera.
  3. ¿Se garantiza la confidencialidad-intimidad? Para el adolescente, este es un principio vital sin el cual la consulta no tiene sentido.
  4. ¿Me puede acompañar un amigo/a? Cuando plantean ciertas cuestiones, la compañía hace más llevadera la consulta y las acciones derivadas de ella. Compartir el secreto con sus pares refuerza las posibilidades de equilibrio emocional.

El Médico

El médico que quiera atender adolescentes deberá hacerse un autoexamen de su historia personal para liberarse de ciertos prejuicios, conocer si está capacitado para atender adolescentes evitando la proyección de los propios conflictos de su adolescencia. Se precisa que tenga equilibrio y madurez.

Algunas preguntas que puede hacerse el médico ante la entrevista con un adolescente:

  1. ¿Quiero visitarlos? Algunos médicos se sienten incómodos ante los adolescentes y su problemática.
  2. ¿Tengo tiempo? Este tipo de consultas son de mayor duración y están sometidas a cierta improvisación ya que en ocasiones el paciente necesita ser atendido en el mismo día. Una práctica aconsejable es dejar un turno libre por si se produce esa circunstancia.
  3. ¿Tengo un consultorio adecuado? Los adolescentes quieren “ser adultos ya” y prefieren su propia sala de espera y no coincidir con niños o ser considerados como tales. A pesar de ello, varios estudios observan que los adolescentes valoran más la relación establecida con el profesional que el aspecto de la consulta. Prefieren un médico conocido, accesible al que puedan confiar sus problemas.
  4. ¿Es adecuada mi preparación? En la mayor parte de los casos se reconoce la necesidad de actualizar conocimientos en Endocrinología, Ginecología, Psiquiatría, Psicología y Sociología.
  5. ¿Puedo tener problemas legales? Las cuestiones referentes a anticoncepción-sexualidad, pueden plantear problemas con los padres, y suscitan el temor de verse involucrados en procesos judiciales. 
  6. ¿Me gusta el trabajo en equipo? La atención a este grupo de edad precisa en muchas ocasiones de una intervención multidisciplinaria, lo que implica aceptar y compartir criterios diversos.
  7. ¿Soy autoritario? ¿seré neutral? El entrevistador no debe caer en la tentación de “imponer su autoridad” que es una idea que siempre está presente en el adolescente cuando se sienta a hablar con el médico, ya que tiene la convicción de que los argumentos médicos van a coartar su libertad. El médico será mejor aceptado si se muestra cómodamente competente y determinante.
  8. ¿Influye la edad? El entrevistador joven tiende a identificarse con el adolescente, que por otra parte le considera adulto, y el entrevistador de más edad tiende a identificarse con los padres. Ninguna de esas posturas es adecuada, el médico no será moralista, ni aliado de los padres o del joven.

Las cualidades del entrevistador incluyen: ser capaz, paciente, saber escuchar, dar apoyo y afecto, tener equilibrio entre comprensión y el ejercicio de la autoridad, tener neutralidad moral y sentido del humor; pero para que su ejercicio sea eficaz, deben gustarle los adolescentes, si no le gustan o se encuentra incómodo con ellos es mejor que los remita a otra parte.

Por otro lado, el entrevistador debe evitar algunos posicionamientos erróneos en su relación con el adolescente como son:

1. Tomar el papel de adolescente: el adolescente busca un profesional que le resuelva sus problemas no un compañero de «la pandilla».

2. El papel sustituto de los padres: el pediatra escuchará y evitará juicios como los que proceden de los padres del paciente.

3. A ver quién puede más: no se puede forzar a la acción, nadie hace de adolescente mejor que ellos, le resultará muy difícil vencerlos en su propio juego.

Características de la entrevista con adolescentes

Al entrevistar a un adolescente en la consulta debemos tener en cuenta los siguientes aspectos:

- Establecer un vinculo y una relación de confianza
- Confidencialidad
- Respeto a la intimidad

   

Establecer un vínculo y una relación de confianza

Los adolescentes que acuden a la consulta médica generalmente suelen estar sanos y en su mayoría de veces son llevados por padres que se encuentran angustiados por su salud. Por este motivo es importante que el médico cree un clima de respeto, confianza y comodidad para que el adolescente identifique al médico como un ser accesible, que no va a controlar su conducta y con quien puede establecer un contacto que le sea de utilidad.

Para lograr esto se requiere que el médico sea paciente, sepa cuando callar, y estar comprometido en darle apoyo y afecto sin perder la autoridad en la entrevista. Es importante se le permita al adolescente expresarse y ser sincero, orientándoles a la responsabilidad de sus actos y desiciones sin imponerles valores para que logren un análisis de lo abordado en la entrevista, sin manipular sus conciencias.

Confidencialidad

Es importante transmitirle al adolescente desde el principio de la entrevista que la relación médico-paciente se basará en la confidencialidad dejando claros los límites del secreto profesional: riesgo para su vida o la de los demás, actividad criminal o maltrato, y si se diera el caso que estamos frente a una de estas situaciones, se deberá comunicar al adolescente la situación de riesgo que está atravesando, la importancia de romper la confidencialidad en esta situación para así mantener una adecuada relación asistencial. Puesto que la mayoría de las veces estarán en la consulta en compañia de los padres, se les debe ofrecer la seguridad de que la información compartida sólo quedará entre él y su médico.

En algunas ocasiones el mantener la confidencialidad de la entrevista puede generar dificultades en la comunicación con los padres ya que suelen solicitar informarse de todo lo que su hijo adolescente está narrando. Una medida adecuada que se puede tomar ante estas circunstancias es la de acordar previamente con el adolescente qué información se va a compartir con sus padres..

Respeto a la intimidad

Es importante lograr que el adolescente sienta que su médico lo respeta y que sienta que las preguntas que se le realiza en busca de información llegan hasta el límite que él decide. Para esto es importante lograr identificar cuando estamos realizando exploraciones que pueden incomodar o desagradar al adolescente. Para lograr esto es conveniente explicarle con detalle y pedirle autorizacion de la exploración ya sea física, emocional o psicológica que vayamos a realizar para que el adolescente sepa cual es el nivel de informacion que se necesita saber y el porqué se la vamos a solicitar. Lo más habitual es que no se encuentren obstáculos y como resultado de esta actitud nos ganemos la confianza del adolescente.

El médico debe recordar los aspectos en que puede actuar positivamente en la entrevista:

1. Actuar como abogado destacando las cualidades positivas del paciente sin apoyar conductas inadecuadas.

2. Escuchar más que hablar, escuchar puede ser difícil pero mejora la relación con el paciente.

3. Inculcar responsabilidad en la resolución de sus problemas y que los adolescentes se sientan responsables de su propio cuidado.

4. Demostrar interés por lo que nos cuentan y no minimizar sus preocupaciones.

5. Ser positivo, el humor puntual genera buen ambiente pero no necesitan un médico chistoso, sino alguien que les ayude3.

6. Es necesario tener claro lo que pretendemos obtener de la entrevista la cual tendrá las siguientes funciones:

— Determinar la naturaleza de los problemas de salud y vigilarlos, desde una perspectiva biopsicosocial.

— Crear y conservar la relación terapéutica.

— Educar para la salud y motivar al paciente para que lleve adelante los planes del tratamiento4.

 

En una próxima publicación veremos las Técnicas de la Entrevista clínica con los adolescentes y el Manejo de situaciones especiales en la entrevista con adolescentes.

 

BIBLIOGRAFIA:

- LA ENTREVISTA CON EL ADOLESCENTE: LOS ELEMENTOS CLAVE. José Rodríguez Sanz, Dayro Z. Gutiérrez Bejarano, Fernando Álvarez-Ude Cotera FMC. 2015;22:360-8

- LA ENTREVISTA CON EL ADOLESCENTE. J. Casas Rivero(*), J.L. Iglesias Diz(**). (*) Pediatra Unidad de Medicina de la Adolescencia. Hospital Universitario La Paz Madrid. (**) Pediatra Acreditado en Medicina de la Adolescencia. Santiago. ADOLESCERE. Revista de Formación Continuada de la Sociedad Española de Medicina de la Adolescencia. Volumen III. Mayo 2015. Nº 2

- ENTREVISTA CON EL ADOLESCENTE. Gloria Elena López-Navarrete, Arturo Perea-Martínez, Miriam Mercedes Padrón-Martínez, Eduardo Espinoza-Garamendi, Ariadna Lara-Campos. Acta pediátrica de México. vol.35 no.3 México may./jun. 2014

- Hidalgo Vicario MI, Castellano Barca G. Entrevista con adolescentes. ¿Cómo afrontar con seguridad la entrevista clínica con adolescentes? En: AEPap ed. Curso de actualización Pediatría 2003. 1.ª Ed. Madrid: Exlibris Ediciones, 2003; p. 261-267.

- La entrevista clínica en adolescentes. José Luis Iglesias-Diz. Servicio de Pediatría. Complejo Hospitalario Universitario de Santiago. Santiago de Compostela. España.

Pin It

No tienes permisos para publicar comentarios.