Wednesday, December 07, 2016

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Anemia por deficiencia de hierro en niños

La U.S. Preventive Services Task Force (USPSTF), ha actualizado la recomendación relacionada con el tamizaje para la detección de anemia por deficiencia de hierro en niños pequeños que realizara en el año 2008.

Revisamos las ultimas recomendaciones dadas por la USPSTF publicadas en diciembre 2015 referente a las pruebas de tamizaje realizadas en niños pequeños para la detección temprana de anemia por deficiencia de hierro en niños pequeños de 6 a 24 meses de edad.

GENERALIDADES

El hierro es necesario para la producción de hemoglobina la cual es una proteína esencial que se encuentra en los glóbulos rojos. La anemia por deficiencia de hierro se produce cuando las reservas corporales de hierro se agotan. La deficiencia de hierro puede ocurrir cuando hay una mayor necesidad de hierro (por ejemplo, durante un rápido crecimiento en los lactantes y niños pequeños) o cuando hay una disminución en la ingesta y la absorción de hierro (por ejemplo, la falta de fuentes de hierro en la dieta). La anemia por deficiencia de hierro es el resultado de cuando las reservas de hierro son tan bajas que la síntesis de la hemoglobina se ve alterada.

La deficiencia de hierro es la deficiencia de nutrientes más común en todo el mundo.

Varios son los factores que han sido identificados en el incremento del riesgo de un niño para desarrollar la anemia por deficiencia de hierro, éstos incluyen la prematuridad o el bajo peso al nacer, el uso durante el primer año de vida de fórmula láctea no fortificada con hierro, y la lactancia materna exclusiva sin consumo regular de alimentos ricos en hierro después de los 6 meses de edad

Los factores demográficos asociados con un mayor riesgo de anemia por deficiencia de hierro son el nivel socioeconómico bajo y el ser padres en situación laboral migrante o ser inmigrantes recientes.

Los factores adicionales que pueden estar asociados con un mayor riesgo de deficiencia de hierro en los niños incluyen el peso y la altura en el percentil 95 o mayor, la alimentación con biberón más allá del primer año de vida, tener una madre que se encuentra actualmente embarazada, o que viven en una zona urbana. La evidencia sobre si el riesgo de anemia por deficiencia de hierro aumenta en la raza hispana de los niños ha sido desigual, con algunos estudios que muestran un aumento del riesgo y otros que no muestran un aumento del riesgo.

Los datos más antiguos de NHANES (National Health and Nutrition Examination Survey) (1988-1994) mostraron que los niños mexicano-americanos tuvieron casi 3 veces más probabilidades que los niños blancos de tener deficiencia de hierro, mientras que los datos más recientes de NHANES (1.999 hasta 2002) no encontraron un mayor riesgo en los niños hispanos.

Algunos estudios observacionales sugieren que la anemia por deficiencia de hierro en la primera infancia puede estar asociada con retrasos del desarrollo neurológico y de comportamiento y un peor rendimiento en las pruebas cognitivas. Sin embargo, llegar a la conclusión de que existe una relación de causalidad directa entre la anemia por deficiencia de hierro y estos resultados es difícil debido a las fallas metodológicas encontradas en estos estudios y el potencial de confusión debido a las diferencias nutricionales y socioeconómicas subyacentes entre los grupos.

El objetivo de la detección de la anemia por deficiencia de hierro en los niños pequeños es identificar y tratar la anemia antes de que conlleve a malos resultados en la salud infantil.

PRUEBAS DE DETECCIÓN

Aunque la evidencia es insuficiente para recomendar pruebas específicas para la detección, la medición de la hemoglobina o el hematocrito sérico a menudo será el primer paso a realizar.

El dosaje de hemoglobina es sensible para la detección de la anemia por deficiencia de hierro sin embargo, no es sensible para detectar la deficiencia de hierro en casos de leve deficiencia pues no pueden estar afectados los niveles de hemoglobina. La hemoglobina también es inespecífico, pues alrededor del 60% de los con anemia son por causas distintas a la deficiencia de hierro.

En los bebés, sobre todo antes de los 12 meses, la deficiencia de hierro y la anemia por deficiencia de hierro a menudo se resuelven espontáneamente, lo que reduce el valor predictivo positivo de cualquier prueba de detección.

Daños potenciales del tamizaje

Los daños de la detección de la anemia por deficiencia de hierro no han sido bien estudiados. Los daños potenciales de la detección incluyen resultados falsos positivos, la ansiedad, y el costo que implica.
Los eventos adversos informados del tratamiento con hierro incluyen síntomas gastrointestinales, el oscurecimiento del color de las heces, la tinción de los dientes y las encías, y las interacciones medicamentosas con otros medicamentos. La recomendación anterior USPSTF también señaló que una sobredosis accidental de hierro puede ocurrir en los niños que reciben tratamiento o la suplementación con hierro.

TRATAMIENTO E INTERVENCIONES

La anemia por deficiencia de hierro en los niños generalmente se trata con hierro oral. La dosis habitual en los lactantes y niños pequeños es de 3 a 6 mg / kg de hierro elemental por día divididas en 2 a 3 dosis.

OTROS ENFOQUES DE LA PREVENCIÓN

Según el Instituto de Medicina la cantidad diaria recomendada de hierro en niños de 7 a 12 meses es de 11 mg por día. En niños de 1 a 3 años, la ración dietética recomendada es de 7 mg por día. Fuentes de alimentos naturales de hierro incluyen ciertas frutas, verduras, carne y aves de corral. El Instituto de Medicina también señala que el hierro no hemo, que se encuentra en las dietas vegetarianas, puede ser menos bien absorbido que el hierro hemo, que se encuentra en las dietas que contengan carne; Por lo tanto, el requisito de hierro puede ser casi el doble en los niños que comen una dieta puramente vegetariana. Los panes enriquecidos con hierro y productos de granos (como cereales) también son buenas fuentes de hierro para los niños pequeños que ya pueden comer alimentos sólidos. La fórmula fortificada con hierro es otra fuente de hierro para bebés.

OTRAS RECOMENDACIONES

  • Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan el cribado de la anemia por deficiencia de hierro en niños de 9 a 12 meses, repetirlo 6 meses después, y luego anualmente de entre 2 y 5 años en los bebés y niños en edad preescolar que están en alto riesgo de anemia por deficiencia de hierro.
  • El Instituto de Medicina recomienda el cribado a la edad de 9 meses en niños nacidos a término que son amamantados o que no recibieron hierro fórmula fortificada. Se recomienda el cribado de la edad de 3 meses en los recién nacidos prematuros que no reciben fórmula fortificada con hierro. Sólo los bebés que se encuentran a tener anemia en uno de estos exámenes anteriores deben ser reevaluados de manera rutinaria en las edades de 15 a 18 meses.
  • La Academia Americana de Pediatría recomienda el cribado universal de la anemia a los 12 meses y el cribado selectivo a cualquier edad en los niños que están en mayor riesgo de deficiencia de hierro o anemia por deficiencia de hierro.

RECOMENDACION DE LA USPSTF:

recomendación anemia por deficiencia de hierro

BIBLIOGRAFIA

- http://www.uspreventiveservicestaskforce.org/Page/Document/UpdateSummaryFinal/iron-deficiency-anemia-in-young-children-screening

- http://pediatrics.aappublications.org/content/136/4/746.full.pdf+html

Acerca de...
Cynthia Elena
Author: Cynthia Elena
Soy Médico Familiar y me encanta poder ayudar a los demás en todo lo que esté a mi alcance. Busco con esta web ayudar a conocer esta hermosa especialidad. Si te gustó lo que acabas de leer, por favor compártelo!! Ayúdanos a que nos conozcan. Muchas gracias :)

Escribir un comentario

Tus comentarios son apreciados para mejorar el contenido de nuestra web, por favor no olvides dejar tus opiniones sobre esta publicación. Gracias.


Código de seguridad
Refescar

MedicosFamiliares.com es una web creada por residentes de la especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria, cuya finalidad es ayudar a dar a conocer esta hermosa especialidad entre los demas médicos y futuros médicos y personas interesadas en ella. El contenido que publicamos es fruto de las revisiones de distintas bibliografias, por lo que intentamos de esta manera ser de interés y utilidad para nuestros lectores.

La Medicina Familiar, es una especialidad muy antigüa y a la vez poco conocida actualmente. Antigüamente a los médicos de familia se les identificaba como médicos de cabecera, el que se hacía cargo de toda la familia, conocia sus hogares, a sus amigos, a sus vecinos, las enfermedades que padecían y problemas que afrontaban. Actualmente desde que se inicio la especializacion de la medicina humana, este enfoque de médico de cabecera se fue perdiendo. La Medicina Familiar busca retomar este abordaje del paciente, teniendo mayor acercamiento a él para brindarle una atención continua en el tiempo y no solo a él, sino a los que le rodean, tanto su familia como su comunidad.

Los Médicos Familiares buscamos atender a nuestros pacientes con amor, respeto, lealtad, comprensión, empatía. Bríndandoles la mejor orientación a sus problemas y orientándoles a encontrar la solución a ellos, tanto en los problemas médicos (relacionados a enfermedades) como en los no médicos. Buscamos ser el amigo del paciente, para que nos identifique como "su médico", es por esto que los médicos de familia somos los especialistas en las personas, los especialistas en ti.

En nuestra página estamos abiertos a recibir los aportes de nuestros lectores, si te encuentras interesado en publicar algún resúmen o apunte, puedes realizarlo, tan sólo contáctanos para indicarte como realizarlo, te estaremos muy agradecidos.